Respira…

11 enero, 2019

Respira…

¿Te has preguntado alguna vez por qué te gusta tanto la naturaleza? Quizás te pasas la semana esperando el finde para descansar, sí, pero a tu manera: no con sofá y mantita (aunque de vez en cuando a todos nos puede apetecer esta opción), sino probando esa ruta que tenías en mente, saliendo a escalar para ver si por fin encadenas esa vía, madrugando más que cualquier lunes para subirte a la bici y hacer kilómetros, practicando yoga en la playa…

La naturaleza nos llama porque para nosotros supone una desconexión de la rutina, pero tal y como nos hace sentir se convierte en una reconexión: nos acercamos un poquito más a lo que fuimos, a nuestra esencia más primigenia. Saber disfrutar de ella desde el respeto y la gratitud nos equilibra por dentro y por fuera.

Desde Vents siempre buscamos nuestro hueco para reconectar y te animamos a que tú también lo hagas 😀